El rito del Munay-ki (Munay significa Amor y Ki energía) llegó a mí en el año 2015 de forma inesperada.

Una buena amiga mía Julia, me pidió ayuda para alojar a dos amigas suyas canarias que venían de Perú para realizar unos talleres en Mallorca y así fue como conocí a a Jen Guedes Alchemi  y a Yaiza Herrera (Luna Danzante) fundadora y cordinadora de Earth keepers international network.

 Recibí a través de ellas una preciosa ceremonia de conexión entre los elementos, los puntos carinales, el amor a la Tierra, los animales de poder asociados a cada chakra, realmente logré sentir y visualizar el vuelo del águila, la mágia de la serpiente, la fuerza del jaguar y el regalo del colibrí. Me convertí simbólicamente en una guardiana de la Tierra. Me encantó toda la ceremonia y me sentí llena de energía.

 Al día siguiente llegó a mi vida un perrito con cara de ángel que necesitaba un hogar, nos adoptamos y lo llamé Munay-Ki.

  Casi no lo cuenta porque era tan guapo que estuve a punto de

comérmelo, menos mal que no lo hice porque realmente es

mi ángel guardián.

Rueda Munay-ki.jpg

Mi experiéncia

  • La Serpiente se acercó tranquilamente, luego se alzó frente a mi y se dividió, entrelazando sus cuerpos como la Energía Kundalini.

  • El Jaguar me observaba desde la rama del árbol, con una mirada tan penetrante y profunda, que cuando se lanzó sobre mí para comerme, nos fusionamos.

  • El Colibrí me trajo un anillo en sus patas y un paquete envuelto en una tela blanca en su pico.

  • Fuí el Águila desde el primer momento, volé por bosques y selvas, maravillosas cascadas y montañas, el espacio y las galáxias.